terapia regresiva redes sociales

No hay estado hipnótico en la regresión, la persona no estará recordando sino reviviendo la experiencia adecuada a su actual momento evolutivo ya que su conciencia actual está preparada para ello. La casualidad no existe.

Relajar el cuerpo y la mente es muy importante ya que no habrá estado hipnótico sino una profunda sensación de consecuencia para poder comprender y trascender cualquier experiencia por impactante que sea.

Este es el motivo por el cual se pueden presentar secuencias de vidas anteriores, lejanas en el tiempo e incluso en lugares geográficos que ya no existan en la tierra.

No hay dos regresiones igual como no hay dos experiencias iguales.

No todas las regresiones a vidas pasadas nos sitúan en circunstancias dramáticas o limitadores, también se viven secuencias de plenitud y felicidad, en menor medida, lógicamente, puesto que no hay nada de que tomar consciencia para liberarlo.

La terapia regresiva exige un compromiso con el paciente de querer liberarse, de querer transformar las limitaciones de su carácter, circunstancia o salud.

En cuanto al número de regresiones que debe hacer un paciente, variará de unos a otros; cuantos más errores se haya cometido en vidas anteriores más energía caótica habrá alojada en el cuerpo físico, en la psique y en el aura. Y cuantas más vidas anteriores dentro del camino espiritual menos conflictos quedarán por resolver.

Cuando se llega a una vida anterior en la que no hay trauma ni dolor, ni hay nada que necesitemos liberar, lo hacemos para recuperar espacios de felicidad, vínculos con otras personas que siguen estando en nuestro entorno y ello consolida más gratitud, más comprensión e incluso más amor en éstas uniones.

 

Si deseas conocer más información sobre Terapia Regresiva pincha aquí : https://artereiki.es/terapia-regresiva-sin-hipnosis