nina3

Consideremos Mindfulness  para los niños como un entrenamiento para su mente, un ejercicio mediante el cual se ejercitan los “músculos” de la atención y la concentración y cuando estos se vuelven más fuertes, la memoria mejora con ellos, y el resultado es un aprendizaje en el niño más duradero y con mejores bases.

Mindfulness  también facilitará que los niños trabajen su interior, que generen una mayor conciencia de uno mismo y un mayor control de sus emociones para beneficiar así su proceso de aprendizaje, porque como hemos comentado, una atención que oscila interfiere negativamente en el
aprendizaje de nuestros hijos, pero una regulación emocional pobre también lo hace.

Las emociones negativas afectan negativamente a la adquisición de nueva información, por ejemplo, si un niño se enfada es muy difícil que preste atención, se queda estancado en su enfado impidiendo ese aprendizaje, por ello es importante que nuestro hijo adquiera capacidades de regulación emocional, gracias a ellas aprendemos a reconocer y gestionar esas emociones que no nos están resultado útiles y que dificultan el aprendizaje.

A partir de los 4/5 años ya podemos empezar a introducir al niño en Mindfulness y realizarlo cómo un juego guiado .
Trabajar con el poder de la intención y la visualización efectiva ayudara a desarrollar su imaginación, canalizar mejor su energía y equilibrar sus emociones.

La atención plena mejorara su aprendizaje, aumentara su introspección, ayudara a desarrollar su compasión, mejorara sus habilidades pre-sociales.

 

Grupo Reducido .

 

Este horario es para niños de 7 a 12 años aproximadamente.

 

Para el horario de 4 a 7 años Miercóles.

 

Para Grupo adolescentes, consultar…