3
PIDE MÁS INFORMACIÓN



He leido y acepto la política de privacidad
SI, acepto recibir comunicaciones de Arte Reiki.
buscar
Solo cursos on-line

El Blog de Arte Reiki

Por qué hacer uso de la Energía Reiki

Si prefieres escuchar el contenido de este post, activa el sonido y dale al play:

Son muchas las personas que tienen conocimiento de la palabra Reiki (Energía Universal). Algunos porque son practicantes o usuarios de él, otros porque forma parte de conversaciones donde está presente como tema curioso y de cierta actualidad en el ámbito Holístico, creando en cierta manera tanta expectación como debate.

 

Pero realmente… ¿Llegamos a entender bien qué es el Reiki? ¿Cómo puede ayudarnos? ¿A quién va dirigido? ¿En qué consiste?

 

En estos tiempos extraños que estamos viviendo tenemos más tiempo para adentrarnos en las redes sociales, leer, curiosear e investigar cosas que quizá, por falta de tiempo, antes no hacíamos. Por este motivo, nos llegan mensajes a través de diferentes medios, pidiendo información sobre esta técnica, pero sobre todo queriendo saber en qué nos puede ayudar en estos momentos que vivimos. Espero de corazón poder hacerte llegar toda la información simplificada y de manera sencilla de lo que el reiki puede hacer por ti en este artículo.

¿Qué es el Reiki?

El Reiki es un sistema de Sanación por imposición de manos. El Reikista canaliza la energía del universo, pasándola por el cuerpo a través de sus Centros Vitales (Chacras) y saliendo por las palmas de sus manos.

Quiero que te quedes con un concepto importante, el Reiki no es un masaje, no se necesita tener prácticamente contacto físico, ni quitarse la ropa. Solo debes ser Reikista o recibirlo de un practicante de Reiki.

¿A quién va dirigido?

El Reiki es una técnica sencilla de aprender y compartir. Todas las personas, incluidos los recién nacidos, pueden recibir esta preciosa energía de Amor. También pueden recibir Reiki los animales, plantas y seres sintientes.  Al igual que todas las personas pueden canalizar energía reiki desde edades tempranas, en la escuela damos formación a los niños a partir de 5 años. 

 

Puedes hacer un curso de formación y canalizar la energía tú mismo o puedes recurrir a un centro con un terapeuta profesional para tener un tratamiento más específico. Pero tampoco descartes, si tienes amigos o familiares que lo practican, ponerte en sus manos y recibir una sesión que tendrá unos efectos maravillosos.

Si hago la formación ¿Qué me aportará?

El Reiki Usui en concreto es la técnica más solicitada en la escuela y la metodología Reiki más antigua. El Reiki Usui consta de 3 niveles de formación más una maestría.

 

Yo, como maestra y practicante desde hace más de 10 años de Reiki, siempre recomiendo que las personas comiencen sin expectativas desde el primer nivel y que dejen a su intuición guiarlos para seguir aprendiendo y experimentando cada nivel. Quizás tu camino está en utilizar el primer nivel como apoyo y ayudarte en tu gestión emocional y no necesitas más. O, por el contrario, tienes una necesidad de aprender, experimentar, practicar y formarte en todos los niveles.

Si voy a terapia ¿En qué puede ayudarme?

Podría tirarme horas escribiendo en todo lo que el Reiki puede ayudarte o podría resumir diciéndote en TODO y dar por terminado este artículo, pero optaré por adaptar los beneficios del Reiki en el momento que estamos viviendo.

 

Si tenemos en cuenta que el Reiki es una de las técnicas de sanación holística más positivas que existen, entenderás que con esto ya nos serviría de una gran ayuda en estos momentos. Las personas estamos viviendo una situación muy complicada y cuánto más tiempo pasa, vemos las cosas más difíciles y más negativas. Solo haciendo que nuestra manera de ver las cosas y nuestra percepción cambien un poco, quizás, y solo quizás, puedas ver la luz al final del túnel.


¿Qué está pasando con nuestros miedos?
  Ese pulpo sigue creciendo en nuestro estómago a medida que los días pasan. A veces podemos darle forma y color, incluso hablar con él. Otras, no somos conscientes de que habita en nuestro cuerpo negándole con fuerza y haciendo que eso le haga más fuerte y poderoso, creando estados de ansiedad agudos.

 

Al hilo de la conversación, si seguimos con esta maravillosa amiga que hemos estado alimentando desde hace más de 40 días, llamada ansiedad… sí, sí, esa que tiene un solo nombre pero que cambia de formas. En cada persona habita en una zona diferente, se camufla tras una emoción y te ataca cuando le apetece. Normalmente desconocemos el motivo y el por qué… eso la divierte tanto que, en fin, se niega a irse.

Pues la ansiedad es de los enemigos preferidos del Reiki, tiene una peculiar manera de llegar a ella y hacerla moverse hasta liberarse del cuerpo, dejando una sensación de paz y bienestar general. No voy a mentirte y te diré que esto no siempre ocurre en una sesión, pero los efectos son notables desde el primer momento.

 

 

Calma, paz, relajación, eso que peleamos tanto por conseguir a diario y más en estos días confinados en casa.  Lo buscamos a través de los vídeos de internet o audios de meditación porque nos ayuda bastante, pero no terminamos de disfrutar 100%. Eso es el Reiki en sí mismo, ese momento que disfrutas y no quieres que acabe cuando te tumbas en la camilla cómodamente, te dejas envolver por la aromaterapia, los aceites minerales, una música agradable y la energía fluyendo por todo tu cuerpo. Eso que te hace a veces perder la noción del tiempo y del espacio, te invita a viajar a tus recuerdos, llevarte a tu lugar preferido, o simplemente, adentrarte en un sueño profundo que quizás lleves meses sin experimentar de manera natural. Tu cabeza no para, no desconecta y eso, además de no permitirte dormir, te crea tensión cervical y dolor de cabeza. ¡Bendito Reiki! Me viene a la mente uno de mis pacientes que asistía a consulta por esta situación.

 

No quiero terminar el artículo sin comentar que una Sesión de Reiki es también una famosa limpieza energética porque libera tu cuerpo de toxinas y energía estancada, que provoca nuestro pensamiento y emociones haciéndonos sentir más sanos y liberados.

Creo que después de este artículo llega el momento de recibir una buena sesión de Reiki y empezar a deshacerte de todo lo que no necesitas. Es momento de coger la vida con fuerza, positivismo y sanación.

Con Cariño Ornella

Comentarios (2)

    • ahora reiki

    • agosto 21, 2020 at 10:49 am

    En el confinamiento fue más necesario que nunca. Vivimos en una sociedad que ve con buenos ojos las operaciones estéticas pero que a la vez desprecia la necesidad de cuidar del espíritu. Para los que sufrimos de dolores cervicales el Reiki puede ser de gran ayuda, incluso tanto o más que un fármaco. Qué alegría ver que cada vez somos más los que pensamos así!!! Te invito a que visites mi página donde como aficionado intento difundir terapia Reiki Mundo Reiki
    Un abrazo maestra Ornella!!

      • artereiki

      • agosto 24, 2020 at 11:08 am

      Muchas Gracias por tu aportación y tus bonitas palabras, , y por supuesto seguiremos tu pagina con mucho cariño.
      Seguimos creciendo.
      Bst

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X