Solicita cita previa para terapias, tratamientos y tienda. Envíos a domicilio. No te pierdas Arte Reiki Online

3
PIDE MÁS INFORMACIÓN



He leido y acepto la política de privacidad
SI, acepto recibir comunicaciones de Arte Reiki.

buscar
Solo cursos on-line

El Blog de Arte Reiki

colores-cromoterapia

¿Has oído hablar de la cromoterapia? La cromoterapia una nueva terapia para tu salud y bienestar que impartimos en la Cabaña usando los colores para reforzar y restaurar la energía de nuestro cuerpo.

 

Actúa a un nivel holístico (mente, cuerpo, espíritu) y al estar dirigida al origen de la enfermedad, nos ayuda a estimular el proceso de auto curación. Además, puede usarse para equilibrar nuestras energías y para prevenir futuros problemas.

 

La curación por colores fue probablemente el primer tipo de terapia usado por el hombre, debido a la propia manera de la naturaleza de mantener el organismo en un estado de bienestar. Cuando el hombre caminó sobre esta tierra por primera vez, el sol lo mantuvo alimentado y caliente, y los colores y las flores de los árboles, de los animales, del cielo y del mar afectaron su humor y su temperamento.

 

A pesar del progreso tecnológico, todavía dependemos directamente de los colores para tener una vida saludable. Los largos meses grises de invierno tienden a llevarse nuestra energía. Esto provoca que sea más fácil tener enfermedades y caer en depresión.

En cuanto sale el sol, sentimos que nuestros problemas desaparecen y al instante recobramos la energía y nuestro estado de ánimo mejora. No sólo percibimos visualmente el color, sino que lo absorbemos inconscientemente a través de nuestra piel, los músculos y el resto de nuestro cuerpo. Al penetrar el color evoca reacciones químicas que afectan la función de los diferentes órganos y sistemas.

 

La cromoterapia es muy popular hoy en día y se usa ampliamente en el mundo gracias a su alta efectividad y seguridad. Además, actúa en un nivel más profundo que cualquier método tradicional porque no calma temporalmente, sino que elimina el dolor.

 

Los colores ayudan a reponer las reservas de los tejidos de nuestra piel y la energía interior de los órganos, aumentando de esa forma la resistencia del cuerpo. Es esta recarga de energía la que nos da fuerza para luchar contra las enfermedades.

 

Historia de la cromoterapia

 

La cromoterapia no es innovadora, las antiguas civilizaciones de Egipto, la india y china, ya usaban las propiedades curativas de los colores. Los pacientes se trataban con los rayos del sol pasando a través de vidrios o cristales coloreados y hay algún documento que confirma el hecho que los médicos chinos trataban las enfermedades de estómago con la ayuda del color amarillo, aconsejaban usar bufandas rojas a las personas con escarlatina.

 

Avicena, un sanador del siglo XI, escribió que una persona que esté sangrando a morir, no debe mirar nada de color rojo, sino que tiene que usar las propiedades tranquilizantes del color azul para detener el sangrado de la herida. También usaba ungüentos y elixires coloreados en su consulta.

 

En el siglo XVI, Paracelso, llamado el fundador de la medicina europea moderna, reintrodujo el conocimiento y filosofía de los colores usando el poder de los rayos de color para curar, junto con la música y las hierbas. Lamentablemente, fue ridiculizado por sus trabajos y la mayoría de sus manuscritos fueron quemados, pero ahora muchos creen que fue uno de los más grandes médicos sanadores de la época.

 

Los 7 colores de la Luz del sol

 

El color es luz y la luz es color, la luz sale del sol con diferentes frecuencias y estas pueden   separarse por el proceso llamado refracción. Cuando la luz pasa por un prisma de cristal, se refracta y se divide en los siete colores del espectro. Cada color tiene su propia frecuencia, si los colores separados pasan por otro prisma, forman nuevamente la luz blanca. La primera persona en demostrar este fenómeno fue el gran físico británico, Isaac Newton, a fines del siglo XVII.

 

Una manera de visualizar el descubrimiento de Newton es la formación del arcoíris. Cuando la luz del sol atraviesa las gotas de lluvia, las cuales actúan como prismas diminutos, se dividen en sus siete colores componentes. Cuando más grandes son las gotas de lluvia, más luminoso se ve el arco iris en el cielo.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X