Solicita cita previa para terapias, tratamientos y tienda. Envíos a domicilio. No te pierdas Arte Reiki Online

3
PIDE MÁS INFORMACIÓN



He leido y acepto la política de privacidad
SI, acepto recibir comunicaciones de Arte Reiki.

buscar
Solo cursos on-line

El Blog de Arte Reiki

efecto-flores-de-bach

Funcionan enseguida cuando se trata de situaciones agudas que no están muy arraigadas en largos procesos de desequilibrio. Cuando se trate un problema crónico, así como en los casos de desequilibrio que ya forma parte de la personalidad, suele costar algo de tiempo llegar hasta el fondo y empezar a sentir los efectos.

 

Cada persona es distinta, pero lo general se comienza a mejorar a partir de la tercera semana que es el tiempo que suele durar un frasco de tratamiento y momento en el que hay que valorar si cambiamos algunas flores o mantenemos la fórmula. Con los problemas profundamente arraigados, puede llegar a pasar mucho más tiempo antes de observar cambios significativos.

 

No se corre ningún peligro por tomarse de forma continuada, ni crean dependencia. Tan pronto los problemas desaparezcan y la persona se encuentre con un equilibrio para afrontar la vida puede dejar el tratamiento.

 

A lo largo de la vida nos suceden cosas que pueden causarnos una profunda impresión. Con el tiempo aparecen los problemas emocionales, con la causa original escondida bajo muchas capas (pelar la cebolla). Puede resultar incómodo o incluso peligroso entrar de lleno en el meollo de la cuestión, sobre todo cuando la persona no está preparada para enfrentarse a asuntos que pueden estar enterrados en el fondo de su mente.

 

Las Flores se acercan al problema poco a poco, empezando por el aspecto más superficial de éste. De esta forma cuando se llega al centro de la cuestión, el paciente está preparado para enfrentarse con tranquilidad. Por este motivo, las Flores deben de seleccionarse en función de lo que uno ve. Mientras las Flores hacen su trabajo, los estados negativos más profundos saldrán por sí solos de forma clara. A veces al tomar las Flores el paciente es la última persona que se da cuenta que le están haciendo efecto.

 

Ninguna medicina sana si no estamos dispuestos a sanarnos.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X