Mientras dure el COVID-19 La Cabaña permanecerá cerrada, pero tenemos los mejores cursos, terapias y actividades on-line para ti

3
PIDE MÁS INFORMACIÓN



He leido y acepto la política de privacidad
SI, acepto recibir comunicaciones de Arte Reiki.

buscar

El Blog de Arte Reiki

reiki

¿Puedo absorber la negatividad o enfermedad de otra persona cuando le practico Reiki?

 

Con el Reiki es virtualmente imposible absorber la negatividad o enfermedad de otra persona, o que ellos absorban las tuyas. Puede suceder durante otro tipo de curación energética en la que utilices tu propia reserva de energía electromagnética y se la transmitas a otra persona. Sin embargo, el Reiki es la energía de la vida universal que se canaliza a través de ti, no surge de ti. Sabiendo esto, la conclusión lógica es que la otra persona no recibe tu energía, al igual que tú no recibes la suya.

 

Puede suceder que al tratar a alguien que este reprimiendo una gran cantidad de dolor y tristeza, si resulta que tú también tienes esa emoción en tu cuerpo, quizás empieces a procesar tu propio dolor y tristeza.

 

Es importante recordar que, mientras ofreces un tratamiento, tú recibes otro de forma simultánea.  Por lo tanto, es posible que, a veces después de un tratamiento, te sientas alegre y fresco y que otras veces, te sientas cansado o deprimido, especialmente si no has descansado lo suficiente.

 

Una sensación constante de cansancio puede ser síntoma de una pequeña depresión crónica, que puede que incluso nadie reconozca con ese nombre. La depresión no es un sentimiento, si no la represión de un sentimiento. Esa represión puede manifestarse en forma de fatiga o cansancio del cuerpo. En esas circunstancias, el cuerpo quizás necesite digerir toda la densidad de los sentimientos bloqueados y los tratamientos de Reiki actuarán para provocar el descanso que el cuerpo necesita.

 

Al final, el Reiki siempre te da exactamente lo que necesitas para obtener el equilibrio, tanto para ti como para los demás.

 

Una forma sencilla de afrontar las sensaciones empáticas del otro es dar las gracias al universo por la información y después decir: “bloquea, bloquea, bloquea”. Al reconocer las sensaciones y no resistirnos a ellas, podemos conseguir que desaparezcan.
Cuando decimos “Bórrala, bórrala, bórrala”, borramos cualquier identificación con las sensaciones y, al no permitir que se conviertan en un problema que tenemos que arreglar, reconoceremos su naturaleza transitoria.

 

¿Puedo hacer daño a alguien con el Reiki?

 

Absolutamente e inequívocamente, no. El Reiki fluye, no se envía, no se ‘da’, tú solo actúas de contenedor de la cantidad exacta de energía que la otra persona necesita y la canalizas.

 

Es muy importante entender esto porque, ocasionalmente quizás practiques un tratamiento en alguien que parece gozar de una salud perfecta pero que, después del tratamiento se encuentra peor que antes. A menudo, la gente tiene problemas que desconoce escondidos debajo de la superficie, problemas que el Reiki localiza para ayudar a curarlos.

 

Es decir, puede parecer que el Reiki agrava un problema antes de mejorarlo, porque a veces puede generar una pequeña crisis curativa, igual que cualquiera de las artes curativas naturales que actúan para reforzar el sistema inmune, no para eliminarlo.

 

Maestra Laxmi Paula Horan

 

En una ocasión, después de realizar un largo tratamiento de Reiki en el bajo vientre a una vieja amiga, que sabía años atrás había tenido quistes en el ovario, tuve una pequeña sorpresa. Esa noche, mi amiga acabó en urgencias con un dolor muy intenso.

 

Al final, resultó que tenía piedras en el riñón y ella no lo sabía. Como el tratamiento de Reiki aceleró su energía vital actuó como ayuda para destacar las piedras del riñón e hizo que mi amiga entrara en una dolorosa crisis de curación’.

 

El Reiki solo ayuda a encontrar el equilibrio y a curar, aunque a veces sea a través de una crisis de curación.

 

¿Qué es el proceso de limpieza de 21 días?

 

Para que el cuerpo y la mente asimilen las iniciaciones después de cada nivel es preciso darles un periodo de 21 días. Como las iniciaciones aumentan la energía vital a nivel celular, aparte de abrir el canal de Reiki, se suelen soltar toxinas físicas, así como emociones tóxicas. En otras palabras, el cuerpo-mente libera densidad mientras se eleva a otra frecuencia vibradora. Nadie debería temer estos cambios, porque cada persona solo experimenta aquello para lo que está preparada. En resumen, existe una sensación de explosión tanto a nivel físico como mental.

 

¿El Reiki es sólo para personas enfermas?

 

No, todo lo contrario. El Reiki es una de las mejores medicinas preventivas del mundo. Se recomienda que lo utilices con la actitud de mantener la salud en lugar de esperar a que algo vaya mal y luego tengas que realizar un tratamiento. Obviamente, si un amigo, un familiar o tú mismo caéis enfermos, el Reiki se puede utilizar para amplificar la energía vital y provocar la curación.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X