Solicita cita previa para terapias, tratamientos y tienda. Envíos a domicilio. No te pierdas Arte Reiki Online

3
PIDE MÁS INFORMACIÓN



He leido y acepto la política de privacidad
SI, acepto recibir comunicaciones de Arte Reiki.

buscar
Solo cursos on-line

El Blog de Arte Reiki

que-es-guías-maestros-reiki

Cada uno de nosotros tenemos cierto número de espíritus y guías que nos acompañan en el decurso de la encarnación. Por lo general, uno de estos guías tiene el cometido de ayudarnos a realizar nuestra misión existencial. A veces, los guías acuden para un propósito concreto y nos dejan cuando está realizada la finalidad. Mientras algunos permanecen mucho tiempo en contacto, la presencia de otros se limita solo a un día o una semana, aunque algunos guías aparecen en grupos.

Los espíritus guías son entidades exclusivamente positivas. Cualquier influencia que te ordene hacer algo contrario a tu voluntad o que tú sepas que es dañino, no es un guía. En ningún caso un guía te ordena lo que debes hacer, sino que comunicará su opinión cuando se solicite. Jamás forzará tu libre albedrío, no tomarán una decisión por ti, ni intervendrán en elecciones o enseñanzas. Su función consiste en asistir o supervisar los procesos de aprendizaje, en ofrecer protección, en aportar dones, en ayudar a realizarte, en colaborar a lo que hagas en bien de otras personas. Todo sanador o sanadora cuenta siempre con la ayuda de los guías para las curaciones.

A todo sanador Reiki se le asigna un espíritu guía con la recepción de su primer grado. Tan pronto como en una curación empieza a fluir la energía, los guías Reiki se hacen presentes y toman parte en la sesión, si la intervención se evidencia necesaria. Una vez el terapeuta ha recibido el Reiki II esa presencia se hace difícil de ignorar, ya que el guía único del Reiki I se convierte en varios una vez recibidos los grados segundo y tercero.

En el caso de que no hayas trabajo con los guías, ante todo hay que tener conciencia de ellos. Si te parece que intervienen otras manos en la curación, agradécelo. Invócalos al comienzo de la sesión, procurando formular la petición de manera que se invite a todos los sanadores guías positivos que quieran intervenir.

Algunas personas tienen la sensación de oír su información, otras quizá, sientan la presencia o reciban impresiones visuales y consiguen verlos, aunque sea en forma de luces o colores presentes en la habitación. A veces los guías prefieren manifestarse en forma de fragancia floral o de incienso.

El establecimiento consciente del contacto con nuestros guías durante la meditación  es muy sencillo y sumamente gratificante. Cuando estés meditando y lo suficientemente relajado/a formula mentalmente la siguiente afirmación:

‘’ESTOY DISPUESTO A CONOCER CONSCIENTEMENTE A MI GUIA EXISTENCIAL’’

Continúa en disposición sosegada, abierta a lo que sobrevenga. Presta atención porque esta presencia siempre ha estado contigo y, por su misma familiaridad, pasará desapercibida si no te mantienes en estado de receptividad. Cuando hayas establecido la comunicación, establece información.  Si escuchas a tu guía y deseas verlo, pide eso precisamente.  Averigua su nombre, quién es, qué misión cumple en relación con tu vida. Es posible que te aparezcan varios guías, ruégales que se hagan presentes de uno en uno, mejor que todos a la vez.

Posiblemente necesitarás varias sesiones de meditación para ir conociéndolos a todos. Pregúntales cómo aprenderás a colaborar con ellos en las curaciones o cualquier otra duda que tengas. Durante el acto terapéutico, invítalos a participar y mantén una actitud flexible, abierta a la cooperación. Tu vida y tus facultades terapéuticas se beneficiarán considerablemente de este ensanchamiento de horizontes. Es una riqueza que no conviene desdeñar y una parte crucial de lo que significa ser terapeuta Reiki.

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X